En Bariloche vivimos rodeadxs de un parque nacional que tiene sus propias reglas, redes, complejidades que existieron mucho antes que la ciudad. Nuestra presencia implica, en cierto sentido, la ausencia de determinadas especies en las áreas densamente pobladas por humanos. Aunque no estamos siempre conscientes de eso, formamos parte de su ecosistema y ellos de lo nuestro. No vivimos separadxs de la red de los animales, sino embebidos en ella. 

Generamos impactos en el ecosistema cuando construimos ciudades y estructuras, cuando dedicamos el terreno a otros usos, cuando provocamos el desplazamiento de especies, cuando se alteran las condiciones climáticas. Estas modificaciones, grandes y pequeñas, hacen que el ecosistema se mueva de forma constante buscando acercarse a un equilibrio dinámico, donde las partes están en movimiento pero que trabajan juntas para mantener todo en balance. Estos ajustes y dependencias están pasando todo el tiempo aunque no seamos conscientes o no se manifiesten de formas visualmente percibidas. 

En este proyecto buscamos destacar algunos animales que podés encontrarte en una caminata por un sendero, especies con una presencia importante en los discursos sobre la fauna de la región, o que circulan más comunmente en el imaginario de lxs habitantes de la zona. Por supuesto que hay muchos más especies animales en el Parque Nacional Nahuel Huapi, pero la idea de esta selección es partir por un recorte que invite a pensar: ¿qué animal es este? ¿cuál es su rol en el ecosistema? ¿cómo se vincula con otros organismos con los que comparte territorio? ¿de qué se alimenta? ¿por qué vive aquí? 

Mientras vayas explorando Bariloche, tendrás la chance de cruzarte con las siluetas de varios animales importantes para la zona que te preguntaran, «¿Sabés quién soy?»

Dejamos que los animales contesten por sí mismos, y que las respuestas aumenten nuestra curiosidad. Invitamos a jugar, involucrarse y conectar los diferentes puntos e interrogantes para sabernos más en vínculo con la biodiversidad de la que somos parte.